Cuidados paliativos

De la mano de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), analizamos qué son los cuidados paliativos, a quiénes van dirigidos, quién los presta y dónde y cuándo deben llevarse a cabo.

¿Qué son los Cuidados Paliativos?

Los Cuidados Paliativos son la forma de atender a las personas de cualquier edad con enfermedades o condiciones de salud muy graves que no pueden ser curadas o revertidas. Es una forma de mirar, de acercarse a la persona que está sufriendo y a sus cuidadores.

Los cuidados paliativos son beneficiosos porque alivian el sufrimiento físico, psicosocial y espiritual del paciente y reducen hospitalizaciones innecesarias.


¿Cuándo debería optarse por este tipo de atención?

El momento ideal para comenzar a recibir cuidados paliativos es cuando esa condición de salud o enfermedad muestra su irreversibilidad, lo cual no quiere decir que la muerte vaya a ser inminente.

Muchas veces, esta “incurabilidad” no aparece de forma súbita y otras veces es incierta. Esto provoca que, en demasiadas ocasiones, se comience muy tarde a ofrecer Cuidados Paliativos. En este sentido, no debemos olvidar que se pueden seguir administrando tratamientos curativos o específicos contra la enfermedad al mismo tiempo que se proporcionan Cuidados Paliativos.


¿Cuál es el objetivo de los Cuidados Paliativos?

Los Cuidados Paliativos no pretenden ni alargar ni acortar la vida, sino “ensancharla”, hacer que sea de mejor calidad. El objetivo es propiciar que las historias personales y familiares se desarrollen de la forma más natural posible, de acuerdo con los valores y decisiones del paciente y de sus seres queridos.


¿A quiénes van dirigidos y por cuánto tiempo?

Cualquier persona y de cualquier edad que presente las características descritas anteriormente (enfermedad o condición de salud que amenaza su vida y no es curable) debería poder recibir este abordaje durante todo el tiempo que lo precise, incluyendo, si es necesario, el duelo de sus familiares.

Hay enfermedades que, desde el momento del diagnóstico, se sabe que no van a poder ser curadas y desde ese instante precisan de un abordaje paliativo. Son, por ejemplo:

Los cuidados paliativos pueden prestarse en casa, en hospitales, residencias…

En esos casos los Cuidados Paliativos se ofrecen durante años; otras veces, si bien la enfermedad intenta ser curada inicialmente, durante su evolución se vuelve incurable y debe ser abordada desde esta mirada paliativa.


¿Cómo se prestan los Cuidados Paliativos?

Abordar estas situaciones de salud y enfermedad no es sencillo ni puede ser labor de un solo tipo de profesional. Por eso, los Cuidados Paliativos se sirven del trabajo en equipo para poder llegar a todas las necesidades que aparecen en esta etapa. Hay que tener en cuenta que cuando una persona está en esta situación no sólo presenta problemas físicos (dolor, insomnio, náuseas, disnea, fatiga…), sino que aparecen dificultades en todos los ámbitos de su existencia: sociales. emocionales y espirituales.


¿Quién presta los Cuidados Paliativos?

Los Cuidados Paliativos los tienen que ofrecer aquellos profesionales que atienden a estos pacientes y su estado de salud. En un importante número de casos, los equipos “de cabecera” del paciente (fundamentalmente, equipos de Atención Primaria, equipos de residencias de ancianos…) son los encargados de realizar esta labor, ya que conocen a las personas y su entorno desde tiempo antes, y esto es muy importante para el abordaje global que precisan.

Sin embargo, cuando aparecen situaciones “complejas” es necesaria la participación de equipos específicos, al igual que sucede en otras áreas de la medicina en las que equipos de especialistas ayudan en la atención cuando el caso cuenta con mayor dificultad.

En los equipos específicos de cuidados paliativos trabajan profesionales de:

  • Medicina.
  • Enfermería.
  • Psicología.
  • Trabajo social.
  • Agentes espirituales.

Los equipos más desarrollados cuentan también con fisioterapeutas, arte-terapeutas, músico-terapeutas… Hay muchos campos desde los que se puede ayudar a los enfermos y a sus familias.


¿Dónde se puede ofrecer esta atención?

Esta atención puede desarrollarse en diferentes espacios (en el domicilio, en la residencia, en el hospital…), siempre teniendo en cuenta los deseos de la persona y sus cuidadores, además de las posibles limitaciones. Por ello, existen programas específicos para cada uno de esos ámbitos e incluso programas globales que se coordinan en todos estos espacios para brindar una atención continua e integral.

5 aspectos sobre los cuidados paliativos:

  • 1.No pretenden alargar ni acortar la vida, sino “ensancharla”.
    Hacen que la persona enferma y su familia sean el centro de atención, y no la enfermedad, a veces, durante años.
  • 2. Buscan que la persona viva esta etapa de su vida con el mayor confort posible.
    El paciente participa en las decisiones, respetando sus valores y creencias.
  • 3. “Hay mucho que hacer” por el paciente.
    Los Cuidados Paliativos desarrollan múltiples estrategias y acciones para apartar el sufrimiento añadido a los procesos en los que la curación no es posible.
  • 4. La familia y la red social son el primer nivel de apoyo del paciente.
    Lejos de apartarlos o sustituirlos, los equipos profesionales deben apoyarlos y potenciarlos.
  • 5. Los Cuidados Paliativos requieren de la colaboración de diferentes disciplinas.
    Psicólogos, trabajadores sociales y terapeutas de distintas áreas trabajan en estos equipos, junto con médicos y enfermeras, para poder abordar de forma específica el sufrimiento añadido en estos procesos.

Fuentes

*Esta información en ningún momento sustituye la consulta o diagnóstico de un profesional médico o farmacéutico.


Contenido creado por